La realidad de la pesca deportiva

La realidad de la pesca deportiva

Debido a la denuncia que han hecho algunos miembros de la Cofradía de Pescadores de Punta Umbría, en la que se nos acusa de excedernos en los límites de capturas y comercialización de las mismas, este Club manifiesta que:

  • Se nos tacha de coger 50 y 60 kilos por persona, barco y día lo que hace un total de 200 o 300 kilos por barco y día, esto es sencillamente incierto e increíble por parte de nadie, muy rara vez podemos llegar al máximo autorizado de 5 kilos. la media por pescador, barco y día de los concursos del año pasado es de 5,4 kilos, estamos hablando que son jornadas donde por nuestro afán deportivo no soltamos la caña en ningún momento para poder ganar al otro deportista.
  • Se dice que los profesionales cogen solo 5 kilos de chocos por barco en su jornada, pues otra cosa que es incierta y que también es increíble por cualquier persona, las redes sociales están llenas de fotos con toneladas de pesca, posiblemente de manera legal, pero que nada tienen que ver con esos 5 kilos anunciados.
  • Estamos de acuerdo en que puede haber algún deportivo que no cumpla las normas y no hagan las cosas bien pero no por eso se puede generalizar, tachando a todo el colectivo de malas prácticas, al igual que no dudamos del buen hacer de los profesionales pero que también los hay, en menor medida, que operan de forma fraudulenta colocando redes ilegales sin identificar y balizadas con una pequeña botellita o un trozo de corcho para ocultar su existencia, en vez de señalizarlas con boyas identificadas con matrícula y folio y con su luminoso para su localización nocturna como exige la ley, las vemos a diario por el mar y además del daño medioambiental y comercial por competencia desleal, nos crea un motivo de inseguridad a todos los navegantes. Por lo cual pedimos que, al igual de que a raíz de que esta noticia saliera a la luz, se nos está inspeccionando las embarcaciones y vehículos, las autoridades actúen también sobre estas redes ilegales, además de evitar la distribución de la pesca ilegal, tanto de esos pocos deportivos como de esos pocos profesionales, garantizando así una trazabilidad adecuada de todos los alimentos que llegan a nuestra mesa.
  • Con respecto a quien agota los recursos pesqueros podríamos preguntar ¿de verdad un pescador con una caña puede agotar los recursos? Todos hemos vistos en prensa, redes sociales, etc, verdaderas masacres capturadas por los profesionales donde en un lance han embarcado decenas de toneladas de corvinas, doradas y otras especies, y en vez de liberar una gran parte de ellas, las han presentado todas a la subasta sufriendo una lógica caída del precio de cotización pagándose muy por debajo de su precio habitual, pero paradójicamente en los mercados o en los restaurantes los precios fueron los mismos que cualquier otro día.
  • Solo nos está permitido pasarnos en los límites de capturas de 5 kilos cuando celebramos algún concurso, autorizados por la Federación Andaluza, Capitanía Marítima y la Junta de Andalucía, y lo que hacemos con esas capturas es donar, se le puede preguntar lo que piensa de los pescadores deportivos a la Asociación de Obras Cristianas de Gibraleón o a la AECC que le donamos toda la pesca del último Ciudad de Palos, con 60 embarcaciones y 250 participantes, se montó un tenderete al lado del pesaje para que ellos mismos, a cambio de un donativo, diesen el pescado al público asistente y a los propios pescadores.
  • Sin ir más lejos, este pasado mes de marzo, en plena pandemia y en ausencia total de mascarillas, estos pescadores deportivos a los cuales representamos, tuvieron la brillante idea de comprar 4000 mascarillas para donarlas a los más necesitados, a nuestros mayores y discapacitados, gastándose 3823 € y renunciando así al dinero de sus cuotas
  • Como comprenderán después de esta serie de buenas prácticas de las que este Club puede presumir, no estamos dispuestos a que se nos tache de ilegales ante la sociedad, la gran mayoría solo pretendemos echar buenos ratos de pesca en compañía de amigos y familia, disfrutando de nuestras magnificas costas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *